Elige tus pensamientos

No siempre estamos conscientes de elegir nuestros pensamientos.

Estamos constantemente bombardeados por medios de comunicación, y hoy en día por las redes sociales.

Nuestros valores y creencias se ven mermados por lo que “la mayoría piensa o dice” y ya es difícil que nos detengamos a pensar si realmente coincidimos con los puntos de vista que se nos presentan.

Últimamente parece que si opinas diferente serás juzgado por “intolerante” “racista” “vendido” y agréguenle.

Lo cierto es que no prestamos atención a la información que entra por nuestros ojos, nuestra mente y lo que finalmente baja hacia el corazón. Por lo cual, lo que habla nuestra boca será exactamente de lo que procesamos en el pensamiento.

Este ejercicio no es fácil. Ya que, así como alguien entrena su cuerpo, la mente también puede ser entrenada.

Elegir con lo que alimentamos nuestra mente, música, lectura, amistades y toda la información que recibimos puede cambiar nuestro pensamiento, para bien o para mal.

Procuremos alimentar nuestro pensamiento con cosas que sean nutritivas a nuestro intelecto. Y conservar aquellas amistades que edifiquen nuestra vida.

Anuncios

Sueño

Sueño con ganar un final feliz, creo que todos soñamos eso.

Sueño con vivir cada día al máximo.

Sueño con entregar mi corazón en cada acción.

Sueño con trascender a través de mis acciones.

Sueño con levantar muros y redes de amor.

Sueño con plantar una semilla en ti de esperanza.

Sueño con encontrar el perfecto amor.

Sueño con regocijarme en la libertad.

Sueño con aprender a aprender.

Sueño con levantarme en cada tropiezo que doy.

Sueño con extender los brazos y que sean llenados con amor.

Sueño con publicar mis lágrimas.

Sueño con nunca perder la ilusión de mi propósito en la vida.

Sueño con vivir plenamente cada día.