Pequeña Jonás


Es difícil poder en palabras toda esta enseñanza para mi, que me ha llevado un poco de tiempo comprender, vivir y finalmente poder expresar todo este largo proceso que esta vez me ha tocado vivir.

El título de este post, que no ha sido casualidad que uno de los pastores de la iglesia me haya dicho así, es porque realmente así fue como me ha sucedido.

¿Has sentido alguna vez como todo tu mundo se viene encima? Cada paso que das, no parece si no empeorar las cosas, sabes que tienes una misión, que has nacido para algo, y de pronto, todo parece empeorar y ponerse negro.

Tienes clara la meta, tienes claro el objetivo, tus habilidades y dones te lo confirman, pero ¿qué hay de realizar la tarea? Sobre todo cuando te sientes tan abatido, triste, desilusionado, cansado y ves que tus esfuerzos, se van, se esfuman en la nada.

Buscando respuestas, fue como decidí dejar atrás muchas cosas, con la firme decisión de aclarar la mente, y seguir adelante. En ese momento fue la mejor decisión que pude tomar.

Increíble la manera en que se cerraron varias puertas, en economía, a nivel emocional, en lo físico, en los bienes. Si, era momento del proceso, y mi loca carrera, no dejaba que esto sucediera.  Mi loca carrera y mis patadas de ahogado por mantener la cabeza en alto. Y entonces es cuando recuerdas, todas y cada una de tus debilidades, son utilizadas después como fortalezas.

Tres, tres meses duró el proceso de sanidad, de abrir los ojos, de alimentación, de tratamiento intensivo, de clamar a Dios, de encontrarme a mi misma. Así como los 3 días que duró Jonás en aquel estómago del gran pez que se lo comió.

Al no entender Jonás el propósito de ir a Nínive, sabiendo el resultado de tal comisión, Jonás trata de huir de la presencia de Dios.

El suficiente tiempo para que Jonás  reconociera que la calabacera, Dios la había puesto ahí para que el pudiera guarecerse, ni si quiera un esfuerzo voluntario, lo mantenía con vida.

Tres meses para mi buscando trabajo en vano, para redescubrir, que yo nunca había buscado trabajo, si no que Dios siempre me lo había dado.

Tres meses para reedificar tantas y tantas cosas.

Y si, bastó un mini accidente para terminar con los tres meses dentro del pez.

El camino de regreso a Guadalajara, una llanta ponchada, un giro en la carretera, y ahí estaba, la camioneta apuntando de nuevo hacia Durango, dos días anteriores tentativas de salir de la ciudad sin éxito, y la tercera, la tercera fue la vencida. “Te quedas en Durango”

Más claro, ni el agua, es tiempo de quedarse y recomenzar. ¿Difícil? ¿Cuándo no lo ha sido? ¿Emocionante? ¿Cuando no lo ha sido? Con Dios por delante… ¿Cuándo no lo ha sido?

Y entonces es cuando lo volví a sentir, volví a sentir como todo lo que había pasado, tenía tanto sentido.  Nada ha sido en balde, todo, con un propósito,  con la seguridad que nada de lo que haga con mis propias fuerzas, funcionará.  Y que sólo con mi socio, lo podré hacer posible.

Como tantas veces en mi vida, que sólo Dios sabe como me ha salvado de una tras de otra. Y es que, tengo tantas cosas que agradecerle.

¿Mis fuerzas? Son mínimas, a comparación de lo que puedo lograr junto con Dios.

Mis sueños, mis anhelos, siempre me los ha cumplido Dios, mucho más abundantemente de lo que yo he esperado. Me siento afortunada, de disfrutar de ese papá que tengo, de ese Rey de Reyes que me hace vivir confiada, segura.

Experimentar esa seguridad y estabilidad, es lo mejor que puede pasarme.

Adoro estar en su presencia, disfrutando de sus apapachos y sus bendiciones. Soy feliz.

Y esta pequeña Jonás, parece que ha aprendido su lección de vida  “mil ocho mil”.

Jonás 1:17 Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches.

Anuncios

Un comentario en “Pequeña Jonás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s